Mala memoria

También recuerdo los amores inconfesables, esos que te hacen pasar para que veas cómo se contempla el paisaje desde el otro lado. Yo volví a mi vida luminosa e imperfecta. Ellos siguieron la suya, la que les parecía más decente y segura, a pesar de la desolación.

Triopia

Nostalgia: yo tuve

Yo tuve una vez un amor adolescente al que recuerdo con ternura. Un amor que ya duerme para siempre. Era todo belleza e ímpetu. Pero probó otro de los frutos prohibidos. Al menos, uno de esos frutos prohibidos que solo se comercian en los jardines de los pobres. Por lo visto, fue imposible salvarlo …se fue para siempre con su juventud envenenada. A mí sí, pero a la muerte no la pudo encandilar con sus ojos verdes bailando una lenta … ” Dame solo un minuto, un soplo de aliento, un mínimo instante” . ¿Lo recuerdas, querido amigo?

Triopia

Nostalgia: errores

Hasta hace poco no entendí por qué comí de aquella manzana. He tenido que ver cómo otros labios la mordían para reconocerme en ellos y comprobar cuánto veneno guardaba. Miro con nostalgia mis errores de juventud. ¡Había tantas delicias en aquel paraíso sin pasado! Pero yo mordí la manzana envenenada.

Triopia

Nostalgia: el rencor

Hasta la falta de rencor me produce nostalgia. Al principio pensé que nunca se me iría del cuerpo, pero después he comprobado que el olvido ha ido ganando terreno, y que ya solo me queda la nostalgia. Hay hasta un dolor ya ausente por lo que se perdió en aquella triste batalla… y hasta el olvido, la nostalgia, y la falta de dolor me parecen vengativos, tal es mi indiferencia. Y hasta la indiferencia me apena. Solo hay escombros de aquello. Bueno, y una rosa. Una rosa de inmensa belleza es lo único que nos quedó.

Triopia