Nuestro pequeño Loto

Nuestro pequeño y amado Loto: Te mandamos mucho amor y  fuerza en tu lucha.  Llegaste a nuestra casa, tras meses desolados por la pérdida de nuestra perrita Bimba. Fue nuestra opción personal adoptar a un perrito enfermo. Llegaste sucio, triste, miedoso, dolorido, con una bronconeumonía y diversos males añadidos. Al poco tiempo, y tras muchos cuidados:  alimentación, medicamentos,  peluquería, resultaste ser ¡un precioso foxterrier! Nunca lo imaginamos. Fue como la historia del patito feo. Tras un año a nuestro lado, parecías estar más radiante que nunca. No fue fácil. Estabas sin educar… pero estamos muy satisfechas de tus logros. Hace unos días que los problemas de salud te han vuelto a atacar. No está siendo un comienzo de año fácil. Volvemos a estar desoladas. Te vemos luchar y luchamos a tu lado. Sabíamos que esa era nuestra tarea desde que te trajimos a casa. Cuando te miramos vemos lo que eres: inocente, puro y blanco, como la flor de Loto que nos inspiró tu nombre… y estamos a tu lado pequeñín. Te queremos. Lucha.

UNADJUSTEDNONRAW_thumb_1c52 copia

Silencios cómplices

Hay demasiados labios cerrados, silencios cómplices. Demasiados armarios con olor a naftalina, llenos de  ojos mirando para otro lado desde la oscuridad. Demasiadas puertas que no se abren por miedos.  Hay que arriesgarse. Aunque muchos quieran seguir cerrando las puertas, es inútil. Al final hay que asumir que, a veces, ocurren cosas que nadie quiere ver, ni nombrar. Pero que existen. Más de lo que nos imaginamos. Solo hay que abrir más los ojos. El silencio es solo una tumba rodeada de complicidad mortal.

cRHISTIAN sCHLOE

 

La realidad piel con piel

Salir a manifestarse, ponerse una banderita, escribir en las redes sociales; hacer concentraciones endogámicas de artistas, escribir libros… Todo eso es una manera de protestar ante las injusticias, de dar visibilidad a los grandes problemas. Pero hay más formas… también puedes meterte de lleno en las cuestiones que hacen daño, o que te hacen daño, implicarte de verdad, piel con piel, y correr los riesgos de la realidad terrenal, no virtual, la que duele, huele, se siente…. Entonces conocerás de verdad quiénes tienes a tu alrededor, quiénes  están implicados y quiénes se toman los temas sociales como divertimento de salón, modernidad, o forma de narcisismo colectivo. En las redes, en el bar y delante de una cerveza… todo es muy fácil. En la vida… las realidades duelen. La sinceridad se manifiesta tal como es. Y cada cual con sus respuestas te ofrece su retrato real. Entonces verás si realmente se cree en lo que casi todos dicen que creen, si es cierto que no tienen prejuicios tan evidentes, esos que decían no tener y si somos realmente tan comprensivos, abiertos, modernos, igualitarios, feministas y solidarios. Pues quizás…no es todo tan simple como conversar sobre el tema.

CORAZÓN

 

En todo momento…

Hay amores discretos, intensos en su sencillez. Amores imperfectos en su esencia, por ser reales.  Soportan volcanes y ventiscas de forma imperturbable. Siempre con el corazón dispuesto. No están hechos de palabras, ni efusiones. Son puros y sinceros: sin doblez. Desconcertantes en la belleza de sus sentimientos sin artificios. Están en todo momento… y tú lo sabes. Lo supiste desde el primer momento. Que es él, que es el tuyo…

imágenes: Celine Veilhan

21 días de corazón…

Una amiga nos ha estado enviando un mensaje con imágenes y  palabras de ánimo, durante todos y cada uno de los veintiún dias que duró la pesadilla, y continúa haciéndolo. Otra amiga nos llevó su tablet, sus zapatillas mullidas, porque eran especiales; otro me daba los buenos días con ánimos y esperanza. A todas horas del día y de la noche hemos recibido mensajes, visitas, regalos. No ha importado la distancia, el poco tiempo que tuvieran. La familia y los amigos no nos han dejado ni un minuto de soledad. No puedo decir que nos hayamos sentido solas en un solo momento. Y la amargura con amsitad, es menos oscura ¿Cómo agradeceros tanto? Gracias y mil gracias. No sabéis lo importante que habéis sido y lo importante que sois, y estáis siendo para nosotros: GRACIAS.

corazón . Lisa Ferrante

¿La ausencia de un padre…y?

Me hablaba alguien este fin de semana sobre la importancia de la carencia de un padre. Y yo pregunto: ¿padre?, ¿de qué padre?, ¿la ausencia del padre de quién? Si hablamos de la ausencia de mi padre durante mi infancia hubiera sido un drama, porque era amoroso, cariñoso y muy preocupado por nosotros, por toda su familia. Si hablamos de la asuencia del padre de mi hijo, pues hubiera pasado lo mismo, pero otros padres… pues eso, dependerá de quién. Hay ausencias que son verdaderas bendiciones y solo han provocado el vacío cruel y remarcado por una sociedad patriarcal que te recuerda a cada momento que no hay un hombre en tu casa. Ficha del colegio  de mi hija en la infancia: ” Nombre del cabeza de familia: …….” . Pues no. La cabeza era de la “Madre” . Entrada en el hospital: ” ¿ El padre, por favor?”. ” Soy yo, me llamo Pilar”. Etc, etc.  Sí, ausencia de un hombre. De padre, no. Para tener ausencia de padre, primero hay que sentir que hay un padre. Y después notaremos su ausencia. ¿Es esta la falta de amor que proclaman las del pensamiento mágico y que provoca enfermedades? Contádselo a otra. El amor no tiene sexo, ni va con la sangre. Contádselo a otra. El amor es otra cosa. Es algo de dentro… es algo del corazón. ¿ Os suena?

CECILE VEILHAN mamás